jueves, 28 de marzo de 2019

La Hora del Planeta 2019


El Sábado 30 de Marzo de 2019 a las 20:30 horas (hora local de cada pais), WWF le pide a individuos, empresas, gobiernos y organizaciones alrededor del mundo que apaguen sus luces durante una hora. La Hora del Planeta es una forma de demostrar globalmente su preocupación por el cambio climático y fomentar un compromiso para encontrar soluciones.



La Hora del Planeta (Earth Hour) es un llamamiento para que cada persona, negocio, empresa privada, gobierno o comunidad actúe. Es una alerta para asumir responsabilidades e involucrarnos en el trabajo por un futuro sustentable. Es una acción simbólica para concienciar a la sociedad sobre las emisiones contaminantes y la necesidad de adoptar medidas contra el cambio climático.



Esta excelente idea fue realizada por primera vez en 2007 en Sídney, Australia. Rápidamente se extendió a todo el mundo. También es una hora para ser conscientes de que el planeta Tierra es nuestro hogar y que solo hay uno. Además las familias pasan un momento muy especial, un momento de reunión en penumbra que es aprovechado para contar chistes, anécdotas y vivir como antaño.

Cada uno de nosotros tenemos una gran responsabilidad de lo que sucede actualmente en nuestro planeta. Hay que pensar en las nuevas generaciones, en dejarles un mundo mejor. La Hora del Planeta no solo tiene un mensaje de concienciación, tiene un mensaje de esperanza, en donde todos nosotros podemos hacer algo con pequeños gestos diarios. Hay que ser inteligente y apoyar al planeta todos los días.

Más información:  www.earthhour.org

miércoles, 13 de marzo de 2019

Consejos para reducir el consumo de plástico.


1.       Evita comprar agua en botellas de plástico. Las botellas de agua representan uno de los principales problemas de residuos a nivel mundial, ya que estas no siempre son totalmente reciclables. La mejor opción sería beber agua del grifo, filtrada con un buen viejo filtro de arcilla, pero si alguien no le gusta el sabor del filtro de barro o duda del agua potable de su ciudad podría elegir o comprar agua en botellas retornables. Usa envases que puedas reutilizar, hay una gran variedad.
2.       Olvida las pajitas (pitillos) de plástico. Suena tonto, pero las pajitas de plástico son totalmente prescindibles. Solo por costumbre, utilizamos un montón de pajitas para nada, cuando simplemente podemos beber del vaso sin problemas. Si no sabes el daño que puede causar una simple pajita de plástico al medio ambiente, te aconsejo que veas este vídeo donde una tortuga marina te lo contará. Existen alternativas ecológicas que puedes adquirir (de papel; bambú; de acero inoxidable reutilizables; etc)
3.       Enamórate de las bolsas reutilizables.Nada más obvio, que yo sepa. Sin embargo, este simple cambio es de gran importancia para el medio ambiente, solo tienes que cambiar las bolsas de plástico por bolsas de tela o de material vegetal. Incluso puedes hacer las tuyas tu mismo, por ejemplo con papel de periódico.
4.       Evita los congelados en los supermercados. La zona de congelados está llena de embalajes innecesarios que llenan nuestros vertederos. Evitar pasar por ella puede ayudarte a terminar con dos males a la vez.
5.       Quita los chicles de tu vida.La mayoría de los chicles actuales contienen plástico en su composición. Aunque existe tecnología para reciclar este producto, es muy difícil encontrar lugares para hacerlo. Es mejor evitar la goma de mascar ya que también puede ser un alivio para tu salud. De todas formas, si necesitas un chicle de vez en cuando, puedes optar por comprar chicles 100% naturales y ecológicos, que también existen aunque no se vean en las tiendas a menudo.
6.       Compra productos empaquetados en cartón o vidrio. En el supermercado, generalmente, las marcas tienen diferentes tipos de embalaje para un producto en particular. Siempre que tengas opción, di no al empaque de plástico, aunque sea más barato. Tanto el vidrio como el cartón son más fáciles de reciclar y, si se eliminan inapropiadamente, tardan menos tiempo en descomponerse y sobre todo, son muchos menos dañinos para el medio ambiente.
7.       Sustituye las fiambreras de plástico (tuppers) por recipientes de cristal o de acero inoxidable.
8.       Limita los alimentos en recipientes de plástico. Este es probablemente uno de los mayores desafíos a los que nos vamos a enfrentar: evitar, o al menos limitar, los productos en recipientes de plástico. Hablamos principalmente de aperitivos, quesos, galletas, productos congelados y muchos otros. Algunos paquetes, especialmente en la promoción de galletas y meriendas en general, contienen plásticos mixtos que son no reciclables. Consulta el embalaje para comprobar su reciclabilidad y elige envases de papel, cartón o vidrio.
9.       Comprar productos a granel. En la mayoría de los casos será más barato y, a menudo, productos menos procesados. Los productos a granel pueden ayudar a reducir la basura drásticamente. Puedes comprar exactamente la cantidad que necesitas y si llevas tu propias bolsas o botes reutilizables, mejor aún: no generas más residuos.
10.   No uses cápsulas de café.
11.   Evita los productos desechables. Siempre que te sea posible, opta por no usarlos. Prefiero una servilleta en lugar de plato desechable! Comer con la mano, en lugar de utilizar cuchillería y cubiertos de mesa plásticos. De todos modos, seguro que siempre hay otra opción. Parece increíble, pero lamentablemente hay personas que viven rodeadas de cubiertos y vajillas de plástico.
El parar de comprar este tipo de productos es una opción muy importante para la reducción del plástico inútil. Y no estamos hablando sobre su uso ocasional, tal vez por necesidad alguna vez necesites usarlos, que pasa a veces. Hablamos de aquellos que sistemáticamente compran platos, cubiertos y vasos de plástico desechable cuando tranquilamente podrían utilizar platos y vasos normales. ¿Será pereza o la creencia que estos productos son higiénicos? Los fabricantes dicen que estos productos están diseñados especialmente para uso alimentario, como para soportar el calor de los alimentos. Particularmente no espero mucho de ellos y creo que es malo comer y beber en desechables.
12.   No uses film de plástico.
13.   Usa utensilios de cocina de madera, bambú o acero inoxidable.
14.   Usa pinzas de la ropa de madera.
15.   Usa biberones de vidrio para los bebes.
16.   Usa pañales de tela. Le hará bien al culete de tu bebé y al medio ambiente (después de todo, un solo pañal desechable tarda entre 400 y 500 años en descomponerse). Si no quieres probar, también tienes la opción de probar pañales hechos con materiales mas respetuosos con el medio ambiente.
17.   Hacer zumos en casa. Los jugos, zumos y otras bebidas también pueden venir envasadas en botellas de plástico. Si compras generalmente jugos o zumos en botellas de plástico, puedes tratar de reemplazarlos con jugos o zumos hechos en casa con fruta fresca, son más sanos y deliciosos, te lo aseguro.
18.   Súbete al carro de hazlo tu mismo. Sabemos que la falta de tiempo no nos deja hacer lo que tranquilamente podríamos. Pero, cuando podamos, cuando tengamos tiempo, en lugar de ver televisión o incluso revisar las noticias de Facebook, ¿por qué no hacer un pastel, una crema antirrugas, un jabón casero, cuidar tu huerto urbano? La actividad manual es un gran ejercicio de relajación para tu cabeza,  además, ahorrarás dinero.
19.   Si eres mujer, usa la copa menstrual.
20.   No uses maquinillas de afeitar desechables.

Fuente: ecoinventos.com 

jueves, 3 de mayo de 2018

CREAN ESTRUCTURAS PARA CONTENER GLACIARES

Bautizadas Glacier Coolers, son mallas hechas de textiles especiales, que cubren el glaciar y permiten evitar hasta el 65% del derretimiento de la masa de hielo.


El glaciar Bello está emplazado en el cerro Bello, el lugar de nacimiento del río Yeso. Y fue el lugar escogido por la empresa Suyai para probar Glacier Coolers, un producto diseñado para proteger glaciares. Glacier Coolers es un conjunto de estructuras modulares que se instalan sobre el glaciar.
Clemente Pérez, expresidente de Metro y CEO de Suyai, explica que la estructura se instala en la zona de ablación, lugar donde el glaciar está en proceso de derretimiento. “Si una protege la zona de ablación de un glaciar, protege el resto del glaciar también. Para ello instalamos estructuras modulares cubiertas con geotextiles removibles, que se instalan en verano y se retiran en invierno. Así evitas la radiación solar y el depósito de polvo (que aceleran el derretimiento). Es una especie de capa protectora temporal, puesta en el lugar clave del glaciar para proteger toda la estructura”.
Pérez asegura que los resultados preliminares en el glaciar Bello son alentadores, ya que en la zona donde fueron instalados tuvieron una reducción del derretimiento de 65%. “Las fotos muestran que el hielo alrededor de Glacier Coolers bajó cerca de tres metros. Para el próximo verano queremos hacer uno de una hectárea, con lo que podríamos evitar el derretimiento de 27 millones de litros de agua”.
Señala que el proyecto es más efectivo en la zona central del país. “Está enfocado en los glaciares blancos que se están derritiendo más, es decir, glaciares politermales y templados. Estos están básicamente entre Coquimbo y Los Ríos, porque los glaciares fríos, como en el Norte Grande o Torres del Paine, son estructuras menos eficientes”. Además, dice, cuando los glaciares son de roca, la misma roca los protege. “Se produce un efecto parecido al que nosotros producimos, que es reducir la radiación solar y la depositación de polvo, proteger el hielo. Hoy retiramos las estructuras y comprobamos su efectividad”.
Los Glacier Coolers son elaborados a partir de mallas Acma, cubiertas por capas de geotextil blanco y ancladas a la superficie glaciar por medio de estacas. El diseño es responsabilidad de IEC ingeniería, una de las principales empresas de ingeniería en cálculo del país. Esas coberturas cumplen tres funciones principales: protección contra los depósitos de polvo, reducción de la radiación solar incidente y aislante térmico.
Una vez que las mallas muestren su funcionalidad, Pérez señala que los potenciales clientes son empresas, comunidades e incluso gobiernos. “Este es un emprendimiento con la Fundación Chile y el apoyo de Aguas Andinas, y financiamiento propio. En el futuro, explica Pérez, le puede servir a Aguas Andinas para proteger los glaciares y para tener mayor disponibilidad de agua. Agrega que este proyecto podría favorecer a algunas empresas sanitarias, ya que podría asegurarles el recurso. “Los glaciares en el Maipo se están derritiendo, no quedan para más de 50 años. Es un problema a futuro. Queremos que sea un proyecto para empresas como las sanitarias, mineras que quieran mitigar el impacto ambiental o empresas agrícolas. Hay interés de algunas comunidades para que podamos darles agua. La próxima semana tenemos una reunión con la Dirección de Obras Hidráulicas, esto podría ser una forma más barata de agua para riego. Podríamos apuntar a comunidades, empresas y gobierno”, insiste.
Anteriormente se hicieron pruebas piloto en La Parva, en donde se instalaron 32 unidades modulares, confirmando la disminución de la ablación en una superficie cubierta de nieve, la que ahora se confirmó en el glaciar Bello, donde se instalaron 12 unidades modulares.
Fuente: La Tercera.