miércoles, 2 de noviembre de 2016

Crean la mayor área protegida marina del mundo en aguas de la Antártida

La Antártida necesita ayuda, por ello la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR, SIGLAS en inglés) acordó hoy la creación de un área protegida marina de 1,55 millones de kilómetros cuadrados en el Mar de Ross, en el océano antártico, la reserva más grande del mundo.

Fuente: tysmagazine 

La decisión fue tomada por los representantes de 24 países y la Unión Europea, que concluyen hoy una reunión que comenzó el 17 de octubre en la ciudad australiana de Hobart bajo la presidencia de Rusia.

Durante la cita se analizaron las propuestas sobre la creación de tres áreas marinas protegidas que en total abarcan más de cinco millones de kilómetros cuadrados en aguas antárticas.

Sin embargo, el grupo solo aprobó la propuesta de Estados Unidos y Nueva Zelanda centrada en la protección del Mar de Ross, mientras que los restantes planes se seguirán negociando en próximas reuniones.

El Mar de Ross es uno de los ecosistemas marinos intactos del mundo en el que habitan un tercio de los pingüinos Adélie del planeta, un cuarto de la población de los pingüinos emperador, además de petreles antárticos, focas Wedell, merluzas negras y una especie única de orca, entre otras especies.

Esta gran reserva marina, cuya creación entrará en vigor a finales del próximo año, incluye un área de 1,12 kilómetros cuadrados, es decir el 72 por ciento de su superficie, en la que se prohibirá la pesca, según “Radio New Zealand.

“CCAMLR ha hecho historia hoy al declarar la mayor área marina protegida en el Mar de Ross para proteger a pingüinos, focas, ballenas e innumerables criaturas”, dijo Andrea Kavannagh, directora de “The Pew Charitable Trusts”, en un comunicado de la Alianza del Océano Antártico.

“Esto no hubiera sido posible sin la unión de Rusia a los otros países para poder alcanzar la histórica decisión para proteger el Mar de Ross. Los gobiernos de Estados Unidos y Nueva Zelanda deben ser felicitados por este esfuerzo durante los últimos seis años”, agregó Kavanagh, en alusión a la negativa el año pasado de Moscú y Pekín a la creación de las áreas marinas protegidas en la Antártida.


“El acuerdo de hoy supone un hito en la protección de la Antártida y el océano antártico. Más de 1,5 millones de kilómetros están destinados a la conservación, un área que equivale a Francia, España y Alemania juntos, con más del 70 por ciento con la total protección marina”, destacó el experto en océanos del Fondo Mundial para la Naturaleza WWF-Australia, Chris Johnson.

Pero Johnson alertó en un comunicado que el acuerdo, que supone también una medida contra el cambio climático, “puede expirar en 35 años” e instó a que las áreas marinas protegidas deban ser permanentes.

Además de la propuesta de EE.UU. y Nueva Zelanda, la coalición de Australia, la Unión Europea y Francia buscaban la creación de un área marina protegida en la Antártida Oriental, mientras Alemania planteaba otra reserva en el Mar de Wedell.

En total, las tres propuestas abarcaban más de cinco millones de kilómetros cuadrados.

Otros de los asuntos discutidos en la reunión fueron la gestión sostenible y efectiva de la pesca del krill y la lucha contra la pesca ilegal, no regulada y no reportada de la merluza negra en aguas antárticas.

El océano Antártico alberga más de 10.000 especies únicas, entre ellas la mayoría de la comunidad mundial de pingüinos, ballenas, aves marinas, el calamar gigante y el bacalao austral, pescado que se ha convertido en el blanco principal de las compañías pesqueras que operan en la región.

video

domingo, 9 de octubre de 2016

Las 10 claves más importantes del Acuerdo de París

La cumbre del clima (COP21) de París adopta el primer acuerdo universal de lucha contra el cambio climático. Según la agencia de noticias internacional EFE, estos son algunos de los puntos más destacados del acuerdo de París:

1. Objetivo: Mantener la temperatura media mundial “muy por debajo” de dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales, aunque los países se comprometen a llevar a cabo “todos los esfuerzos necesarios” para que no rebase los 1,5 grados y evitar así “los impactos más catastróficos del cambio climático”.

2. Forma legal: El acuerdo adoptado es legalmente vinculante pero no la decisión que lo acompaña ni los objetivos nacionales de reducción de emisiones. No obstante, el mecanismo de revisión de los compromisos de cada país sí es jurídicamente vinculante para tratar así de garantizar el cumplimiento.

3. Reducción de emisiones: 187 países de los 195 que forman parte de la Convención de cambio climático de la ONU han entregado compromisos nacionales de lucha contra el cambio climático que entrarán en vigor en 2020 y se revisarán al alza cada cinco años. Los países que no lo han hecho deberán presentarlos para poder formar parte del acuerdo.

Cada Estado se compromete a tomar las medidas necesarias para cumplir lo que dice en su contribución, y los que quieran podrán usar mecanismos de mercado (compraventa de emisiones) para cumplir sus objetivos.

4. Revisión: Los países revisarán sus compromisos al alza cada cinco años, con la idea de ir aumentando la ambición con el tiempo para asegurar que se alcanza el objetivo de mantener la temperatura “muy por debajo” de dos grados.

5. Cumplimiento: No habrá sanciones, pero habrá un mecanismo transparente de seguimiento del cumplimiento para tratar de garantizar que todo el mundo hace lo prometido, y que advierta antes de que expiren los plazos si los países van o no por la senda del cumplimiento.

6. Meta a largo plazo: Las naciones se proponen que las emisiones toquen techo “tan pronto como sea posible”, reconociendo que esta tarea llevará más tiempo para los países en desarrollo, y que se efectúen reducciones rápidas a partir de ese momento.

Además, los países se comprometen a lograr “un equilibrio entre los gases emitidos y los que pueden ser absorbidos” en la segunda mitad de siglo, lo que viene a suponer cero emisiones netas, o dicho de otro modo: no se pueden lanzar más gases que los que el planeta pueda absorber por sus mecanismos naturales o por técnicas de captura y almacenamiento geológico.

7. Financiación: El acuerdo dice que los países desarrollados “deben” contribuir a financiar la mitigación y la adaptación en los Estados en desarrollo, y anima a otros países que estén en condiciones económicas de hacerlo a que también aporten voluntariamente.

La intención de financiar debe ser comunicada dos años antes de transferir los fondos, de manera que los países en desarrollo puedan hacerse una idea de con qué montos cuentan.

Las naciones ricas deberán movilizar un mínimo de 100.000 millones anualmente desde 2020 para apoyar la mitigación y adaptación al cambio climático en los países en desarrollo, así como revisar al alza esa cantidad antes de 2025.

8. Pérdidas y daños: El texto reconoce la necesidad de poner en marcha el “Mecanismo de Pérdidas y Daños” asociados a los efectos más adversos del cambio climático, pero no detalla ninguna herramienta financiera para abordarlo.

9. Adopción: Tendrá lugar en una ceremonia de alto nivel en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, el 22 de abril de 2016.


10. Entrada en vigor: El nuevo acuerdo entrará en vigor cuando al menos 55 partes, que sumen en total el 55% de las emisiones globales lo hayan ratificado.


Fuente: 

·         Essencialis

El Acuerdo de París entrará en vigor el 4 de noviembre

Para que entrara en vigor se necesitaba la ratificación de al menos 55 países u organizaciones de países que representen el 55 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. 

Fuente: Laestrella.com.pa, 5 de octubre de 2016.




La ONU confirmó que el Acuerdo de París sobre el cambio climático entrará en vigor el próximo 4 de noviembre, una vez se han alcanzado el número de países que se necesitaba para echar a andar ese tratado.

“Estoy encantado de anunciar que hoy el Acuerdo de París cruzará el segundo y último umbral necesario para la entrada en vigor, que será el 4 de noviembre”, afirmó en un comunicado el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

El paso fue dado después de que la Unión Europea (UE) acordara ratificar este acuerdo y se depositaran en la sede de la ONU los instrumentos legales de esa decisión en un acto que se realizó hoy.

Para que este acuerdo entrara en vigor se necesitaba la ratificación de al menos 55 países que representen el 55 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Una vez alcanzada esa meta, se fija un plazo de treinta días para que entre en vigor el instrumento, que fue definido en diciembre pasado en la capital francesa por 191 naciones después de varios años de negociaciones.

El pasado fin de semana India anunció que había ratificado el Acuerdo de París y este martes le tocó el turno Nueva Zelanda y al Consejo de la UE, aunque quedaba por depositar formalmente los documentos.

La misión de la UE en la ONU informó de que había depositado hoy los instrumentos de ratificación en la sede de Naciones Unidas, y poco después Ban Ki-moon dio a conocer la fecha en la que entrará en vigor el tratado.

“Ha sido extraordinario el impulso global para que entrara en vigor el Acuerdo de París este año”, afirmó Ban. “Lo que antes parecía impensable ya es imparable”, agregó. También destacó que el apoyo internacional para que entrara pronto vigor este acuerdo “es un testimonio de la urgencia” de las acciones que se necesitan para luchar contra el cambio climático. “Refleja además el consenso de los gobiernos para una robusta cooperación global que es esencial a fin de enfrentar los desafíos climáticos”, agrega el secretario general de la ONU. “Durante la última década -añade-, he trabajado sin cesar para reunir a los países a fin de acelerar la respuesta global al cambio climático”.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Eligen a la Reserva Mundial de la Biósfera Cabo de Hornos como uno de los 100 destinos verdes del mundo


– El territorio chileno integra el listado de los “Top 100 Sustainable Destination” los cuales serán presentados entre el 27 y el 28 de septiembre en Eslovenia, Europa.
Los días 27 y 28 de septiembre en Liubliana, capital de Eslovenia y Ciudad Verde de Europa 2016, se presentarán los Top 100 Sustainable Destination entre los que por primera vez un espacio de la Región de Magallanes resultó galardonado. Se trata de la Reserva Mundial de la Biósfera Cabo de Hornos, que accedió a este reconocimiento tras la postulación del Programa de Conservación Biocultural Subantártica (PCBS) de la Universidad de Magallanes, la Fundación Omora y del Instituto Milenio de Ecología y Biodiversidad, en colaboración con la Universidad de North Texas.
El premio es otorgado por la entidad holandesa Green Destinations y apunta a encontrar lugares que aprecien y celebren su autenticidad, biodiversidad y naturaleza, valores culturales, la comunidad y el trabajo con operadores locales, para generar buenas condiciones de desarrollo con miras a las futuras generaciones de ciudadanos y viajeros. Además de esta instancia oficial, se publicará el Green Travel Map, una herramienta de marketing para difundir a los ganadores, quienes, a su vez, conformarán una red solidaria para compartir experiencias de gestión sustentable, y así cooperar con otras regiones y planificar acciones para el 2017, Año Internacional de Turismo Sostenible para el Desarrollo.
Con este logro, la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos (RBCH), junto al Parque Omora administrado por el PCBS, fortalece su imagen mundial como zona de turismo sustentable, tal como en 2014 lo hicieron el lago Llanquihue y e Isla de Pascua a nivel nacional, o la Muralla China, la ciudad canadiense de Vancouver y el monte Sagrado Athos de Grecia a escala planetaria. Asimismo, el hito abre oportunidades de crecimiento para la comunidad que la habita, al poner en valor su patrimonio natural, que es protegido y administrado por los lineamientos de la Unesco hace una década.
Esto es reafirmado por el intendente de Magallanes, Jorge Flies, quien señaló que “es una tremenda oportunidad y un significativo reconocimiento a un trabajo serio que se ha hecho en un mundo que necesita espacios verdes, que necesita pulmones y lugares donde el planeta se reencuentre con el mismo y podamos recomponer lo que hemos hecho probablemente por daño directo los seres humanos. En ese aspecto, el tener este reconocimiento entre los 100 lugares verdes más significativos del mundo comprueba el hecho que estamos conversando”.
La directora ejecutiva de Imagen de Chile, Myriam Gómez, señaló que “gracias a las singularidades de nuestro territorio nos estamos proyectando a nivel internacional como un verdadero laboratorio natural, lo cual genera múltiples oportunidades para las ciencias, el turismo y la educación. Este premio es un gran aporte para seguir promoviendo nuestra imagen país, fortaleciendo el posicionamiento de Chile como un destino que ofrece disfrutar la experiencia de lo remoto y de la fuerza de nuestra naturaleza y nuestra gente”.
100 destinos verdes del planeta
El PCBS ha administrado, estudiado y difundido el Parque Omora desde el año 2000, y la investigación científica allí desarrollada permitió establecer que la Provincia Antártica es un hotspot de diversidad de briofitas, con al menos 450 musgos y 368 especies de hepáticas, las que representan el 5% de las especies existentes, concentradas en, apenas, el 0,01% de la superficie de la tierra. Además, se estima que el grado de endemismo de estas 818 plantas es mayor al 50%. Estas constataciones fueron fundamentales para que la Unesco declarara a la zona como Reserva Mundial de Biosfera Cabo de Hornos.
Además, su tamaño pequeño y su falta de denominación ponían una fuerte barrera para transferir este nuevo conocimiento a la comunidad local y a los visitantes. Es así que, mediante el trabajo conjunto con los estudiantes de la escuela primaria en Puerto Williams, los científicos comenzaron a referirse a los “Bosques en Miniatura del Cabo de Hornos”, metáfora utilizada para describir a las diversas especies de musgos, hepáticas, líquenes, hongos e invertebrados presentes en Cabo de Hornos.
Para apreciar la vida de estos bosques en miniatura nació el “Ecoturismo con Lupa”, actividad turística que llamó la atención del jurado de 2016 Sustainable Destination Top 100, pues permite visitar este laboratorio natural, y no sólo realizar diversas investigaciones, sino también realizar clases con alumnos que van desde la educación parvularia hasta la superior, y recibir visitantes que, lupa en mano, aprecian las pequeñas formas de vida presentes en el lugar.
El Ecoturismo con Lupa permite a los visitantes conectarse con otros seres vivos, apreciar su belleza, la diversidad y la importancia ecológica de la flora no vascular en el extremo austral del continente americano. A su vez, otorga la oportunidad a los operadores turísticos locales de desarrollar un turismo ambiental que es económicamente sostenible para la comunidad residente en la RBCH, así como para la región, el país y el mundo entero.
“Esta actividad, que hoy es distinguida a nivel internacional, representa una diversificación y fortalecimiento de la oferta turística de la región que, bajo la administración coordinada de las autoridades y servicios públicos, promueve una fuente de ingresos para la RBCH y deja a la vista un modelo que podría ser replicado en otra partes del país y del mundo”, aseguró Ricardo Rozzi, director del PCBS.
Centro Subantártico
El trabajo de investigación y educación realizado en el Parque Omora, junto al ecoturismo con lupa y otras variantes, son parte del resultado del primer decenio (2005-2015) de la RBCH. Para la segunda década de gestión, el PCBS busca potenciar el trabajo científico, educativo y de turismo sustentable. Con este objetivo, en conjunto con las autoridades locales y regionales, se aprobó el diseño del Centro Subantártico Cabo de Hornos, edificio que dotará a Puerto Williams de instalaciones de primer nivel para la ciencia, la recepción de turistas y que será sede del Centro de Formación Técnica más austral del planeta, que estará orientado en temáticas de turismo sustentable.
Este proyecto se encuentra a la espera de ser votado este año por el Consejo Regional, quienes aportarían el financiamiento para la construcción del edificio.
Ante la proximidad de esta decisión y el reconocimiento de la RBCH como “2016 Sustainable Destination Top 100”, el director del PCBS, Ricardo Rozzi, sostuvo que “ser un destino de turismo sustentable de categoría mundial, hace más patente la necesidad de iniciar prontamente el CFT por los contenidos y herramientas de gestión turística que entregará a la comunidad para el desarrollo sustentable de la RBCH. Al igual que el CFT, el Centro Subantártico Cabo de Hornos también se vuelve cada día más necesario por la infraestructura para recibir visitantes y el conocimiento científico que se puede seguir generando para valorar aún más la diversidad única con la que cuenta este privilegiado territorio del planeta”.
Por lo pronto, con un nuevo impulso dado por el 2016 Sustainable Destination Top 100, los operadores turísticos locales de la RBCH se siguen organizando para otorgar una oferta sustentable, que les permita desarrollarse sin poner en peligro a su territorio, su cultura y las diversas formas de vida que allí habitan.
 Por La Prensa Austral Miércoles 28 de septiembre del 2016

domingo, 25 de septiembre de 2016

Soil will absorb less atmospheric carbon than expected this century, study finds



Posted: 23 Sep 2016 07:31 AM PDT

The UCI-led study found that soil integrates carbon far slower than thought, meaning the amount it’s capable of absorbing from the atmosphere this century is much less than predicted by current Earth system models.


Credit: Steve Zylius / UCI



By adding highly accurate radiocarbon dating of soil to standard Earth system models, environmental scientists from the University of California, Irvine and other institutions have learned a dirty little secret: The ground will absorb far less atmospheric carbon dioxide this century than previously thought.

Researchers used carbon-14 data from 157 sample sites around the world to determine that current soil carbon is about 3,100 years old — rather than the 450 years stipulated by many Earth system models.

“This work indicates that soils have a weaker capacity to soak up carbon than we have been assuming over the past few decades,” said UCI Chancellor’s Professor of Earth system science James Randerson, senior author of a new study on the subject to be published in the journal Science. “It means we have to be even more proactive in finding ways to cut emissions of fossil fuels to limit the magnitude and impacts of climate warming.”

Through photosynthesis, plants absorb CO2 from the air. When trees and vegetation die and decay, they become part of the soil, effectively locking carbon on or beneath Earth’s surface — keeping it out of the atmosphere, where it contributes to global warming. In their study, the researchers showed that since this process unfolds over millennia versus decades or centuries, we should expect less of this land carbon sequestration in the 21st century than suggested by current Earth system models.

“A substantial amount of the greenhouse gas that we thought was being taken up and stored in the soil is actually going to stay in the atmosphere,” said study co-author Steven Allison, UCI associate professor of ecology & evolutionary biology and Earth system science.

In recent years, scientists have used highly complex, computer-based Earth system models — compilations of code integrating data on the planet’s oceans, land surfaces, ice masses, atmosphere and biological systems — to draw conclusions about potential future changes in regional and global temperatures, drought, sea levels and other phenomena.

The models don’t explicitly provide the age of carbon in soils, but lead author Yujie He, a UCI postdoctoral scholar when the study was conducted, said that she and her colleagues figured out a way to improve them through simplification and the addition of dating methods well-established in the scientific community.

“Radiocarbon is an excellent tool for understanding soil dynamics,” He said. “Our study demonstrated that by working to reduce the complexity of Earth system models and combining observational data, we could get them to reveal surprising findings.”

The authors said that adding more carbon to that which has been in the ground for thousands of years is problematic given the pace at which Earth seems capable of integrating it.

“If we waited 300, 400, 1,000 years, then that carbon — we think — would go into the soil. But that’s not going to help us in dealing with climate change, which is happening now,” Allison said. “You have to do a lot of risk assessment to say, well, what’s the actual cost of just waiting for that sequestration, and what policies should we implement to avoid that possible cost? That’s outside the realm of our actual work here, but what we can say is that the problems of carbon emission and climate change are worse than what we expected previously.”

Reference:

Yujie He et al. Radiocarbon constraints imply reduced carbon uptake by soils during the 21st century. Science, September 2016 DOI: 10.1126/science.aad4273

Note: The above post is reprinted from materials provided by University of California, Irvine.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Oceanógrafa registró la forma en que se comunican las ballenas chilenas

Por VALENTINA ESPEJO, Las Últimas Noticias 

Con un micrófono submarino registró cinco sonidos diferentes que emite la balaenoptera musculus chilena. "Es un canto más agudo y complejo que el de otras ballenas", dice la científica inglesa.

Susannah Buchan es inglesa y hace nueve años que vive en Chile. Tiene 33 años y aunque ha pasado mucho tiempo, dice que recuerda bien la primera vez que vio una ballena. Fue a los 12 años, en un pequeño poblado costero canadiense, cuando su abuela la llevó a conocer el mar.

'Me impactó el misterio de las ballenas, su potencia y la tranquilidad que sentí cuando estuve cerca de una. Eso me motivó a estudiar Oceanografía, quería trabajar con ellas', cuenta desde Estados Unidos, donde está desarrollando un trabajo académico.

Cuando en el 2006 terminó su magíster en Biología Ambiental en la Universidad de St. Andrews, en Escocia, recibió la invitación de la ONG chilena Centro Ballena Azul para venir a investigar la acústica de esa especie. Ahora además es doctora en Oceanografía, por la Universidad de Concepción. 'A nivel mundial se sabía que cada población de ballena azul tiene su propio dialecto, pero no se conocía qué estaban cantando las ballenas en Chile', dice Buchan.

Así que repitió una actividad fija durante cuatro veranos, época en que las ballenas azules llegan a alimentarse al Golfo de Corcovado, en la Patagonia chilena. 'Salía al mar con los pescadores de Melinka (Región de Aysén) para grabar a las ballenas. Estábamos más de 8 horas', recuerda Susannah. Se ubicaba en el bote a 500 metros de los cetáceos. Luego, con un hidrófono (micrófono submarino) que trajo de Escocia, marca Cetacean Research Technology, captaba el canto que emitían los machos, el que era registrado por una grabadora digital conectada al hidrófono. '

Para grabar había que apagar el motor del bote. Colocaba el hidrófono en el agua, por medio de un cable de 30 metros, y encendía la grabadora', agrega. ¿Y luego? 'Traspasaba esos registros a mi notebook, donde tengo un software especial para analizar sonidos de animales (Raven). Este programa permite visualizar los sonidos por medio de gráficos (espectograma). Puedo tomar mediciones de frecuencia, duración y amplitud de la onda de sonido', explica la inglesa.

'Nos dimos cuenta que el patrón del canto no era igual que el de las ballenas de la Antártica, del Hemisferio Norte o de Nueva Zelanda. Era un dialecto propio, que es del Pacífico Sur oriental y que bautizamos como el dialecto chileno'. Otro hallazgo importante en este estudio, que pertenece a la tesis de doctorado de Buchan titulada 'Presencia acústica de ballenas azules (Balaenoptera musculus) y condiciones de forrajeo en el golfo Corcovado, Patagonia chilena', postula que el canto de las ballenas azules de la Patagonia se compone de cinco tipos distintos de sonidos.

Según Buchan, el dialecto chileno de las ballenas azules es 'complejo y particularmente más agudo que los dialectos de otras ballenas azules en el mundo, que por lo general son graves. Tiene sonidos cortos, similares al canto de un pájaro. Por ejemplo, en California la ballena azul emite dos tipos de sonido. En el Océano Indico son siete, acá son cinco'. 'La ballena azul tiene su propio si poh ', bromea Buchan. Esos cinco sonidos contribuyen a trazar las rutas de migración de este grupo de ballenas azules de la Patagonia.

'Este dialecto lo estamos escuchando cerca de Galápagos, en el Trópico. No en California, ni la Antártica, ni en ninguna otra parte del mundo: esa es su ruta de migración. Están en el verano en la Patagonia y en invierno en el Trópico', explica la oceanógrafa. -¿Para qué sirve todo esto, Susannah?


-El dialecto es como una huella digital acústica. O sea, el registro del canto que graban los hidrófonos nos permite saber de dónde vino esta ballena. Con eso podemos entender su distribución, por donde se mueven, su comportamiento e implementar medidas de conservación.

sábado, 3 de septiembre de 2016

Gobierno de Chile decreta la creación del Parque Marino Nazca-Desventuradas el más grande de América

by Biodiversidad on 25 agosto, 2016 in Notas InformativasNoticias

Con la firma de los ministros de Relaciones Exteriores, Defensa y Medio Ambiente, quedó oficialmente constituido el Consejo de Ministros, que definirá la política oceánica de nuestro país. Su primera medida fue la creación del Parque Marino Nazca-Desventuradas, área protegida de más de 300 mil kilómetros cuadrados, zona en la que no se permitirá pesca ni otras actividades.

Chile consta de 4200 km de costa y el anuncio de la Presidenta de la Republica será valorado por muchos años.“Ahora habrá una coordinación mayor y mucho más relevante en torno al océano, decisión vital para Chile en lo que a la alimentación y el desarrollo económico se refiere”, destacó el ministro José Antonio Gómez, agregando que “el Ministerio de Defensa y la Armada estarán trabajando y colaborando siempre”.

Asimismo, con la creación en la Isla San Félix del Parque Nazca Desventuradas, en donde estuvo presente la Presidenta y el propio ministro Gómez, se demuestra “que Chile tiene un potencial enorme en materia de lo que significa para nosotros el océano”, reiteró la autoridad de Defensa.

Durante la actividad el canciller Heraldo Muñoz, enfatizó que “somos un país oceánico y a veces pareciera que vivimos de espaldas al mar, tenemos la responsabilidad de conservar de manera sustentable el océano para las presentes y futuras generaciones”.

Para el Ministro de Defensa el conocimiento de nuestro mar es tema de hoy. “Nuestra idea es penetrar en los colegios, lograr que lo conozcan, el mar. No solamente el 21 de mayo permite conocer la gesta de Prat, eso no basta. Debemos entregar una constante información y conocimiento de este tema”.

Además, durante la ceremonia de instalación del denominado Consejo, el Ministro Gómez leyó un texto referido a la victoria de los patriotas sobre España, en el que O’Higgins decía:“esta victoria y cien más de nada servirán si no dominamos el mar, disponiendo luego la creación de la Armada de Chile” , añadiendo que si bien hoy estamos en “otro contexto, otra historia, otro tiempo”, pero de “nada sirve si efectivamente no dominamos el mar, no solo desde la perspectiva de la soberanía, sino también del conocimiento de cada chileno, el mar no es solo comida para el mariscal de turno, hay miles de cosas más que podemos hacer con ese mar y protegerlo”.

En medio del conversatorio que se realizó luego de la firma del documento constitutivo del Consejo, el ministro Gómez contó a los asistentes su experiencia, mostrando una fotografía de la visita que hizo junto a la Presidenta para conocer la Isla San Félix. “Y vimos cosas que no se ven en otros lugares, allí había dos parejas de Piqueros de patas azules, aves que solo existen allí y en las Islas Galápagos, las cuales debemos proteger. Eso lo debemos desarrollar, eso hay que transmitírselo a los jóvenes, a los niños, la ciudadanía que tiene que saber que hay un mundo que no conocemos en el mar, en sus profundidades. Y tareas como estas, debemos difundirlas, está el esfuerzo de la Armada, pero debe haber mayor presencia del Estado, principalmente, en materia educacional”.

Además de representantes de organismos internaciones, de las Fuerzas Armadas, de organizaciones no gubernamentales, asistieron a la instancia los subsecretarios, de Defensa, Marco Robledo, para las Fuerzas Armadas, Paulina Vodanovic, de Relaciones Exteriores, Edgardo Riveros, y de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico.

Al término del encuentro, el Ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, enfatizó la importancia de la creación del nuevo parque marino, enfatizando que “Nazca-Desventurada considera 300 mil kilómetros cuadrados de mar territorial y de zona económica exclusiva como área protegida. Esto permite que Chile triplique su superficie de áreas marinas protegidas, es un tremendo desafío y un reconocimiento al patrimonio natural que tiene nuestro país, del cual hay que incrementar su conocimiento y resguardarlo para las futuras generaciones”.


viernes, 26 de agosto de 2016

Japan scientists detect rare, deep-Earth tremor

Japan scientists detect rare, deep-Earth tremor: Scientists who study earthquakes in Japan said Thursday they have detected a rare deep-Earth tremor for the first time and traced its location to a distant and powerful storm.


The findings, published in the US journal Science, could help experts learn more about the Earth's inner structure and improve detection of earthquakes and oceanic storms.

jueves, 25 de agosto de 2016

No más carbón

video

Chile celebra el Día Internacional de los Parques Nacionales

Nuestro país cuenta con uno de los buenos sistemas de conservación de su biodiversidad a nivel mundial. Fuente: Conaf.cl, 24 de agosto, 2016.


Fuente: www.terram.cl 

Chile cuenta con uno de los mejores sistemas estatales de conservación a nivel latinoamericano y mundial, con 36 parques nacionales, 49 reservas nacionales y 16 monumentos naturales, administrados por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y que abarcan una superficie de 14,7 millones de hectáreas, el 19,3% del territorio nacional, resguardando de manera efectiva los ecosistemas del país y así mantener los procesos evolutivos que permiten conservar la diversidad biológica.

Así lo destacó el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, en el marco de los festejos del Día Internacional de los Parques Naturales o Nacionales, que se celebra este miércoles 24 de agosto, fecha en que a nivel nacional la Corporación realizará en regiones diferentes actividades para que en conjunto con la comunidad se releve el valor de estas unidades que conservan y preservan el patrimonio natural y cultural del país.

Los parques son áreas generalmente extensas, donde existen diversos ambientes únicos o representativos de la diversidad biológica natural del país, no alterada significativamente por la acción humana, capaces de autoperpetuarse y en que las especies de flora y fauna o las formaciones geológicas, son de especial interés educativo, científico o recreativo.

El objetivo básico de todo Parque Nacional es asegurar la conservación de sus valores naturales. Estas unidades representan una figura de protección que lleva aparejado un régimen jurídico especial al objeto de asegurar esa conservación.
Según Cavieres, los Parques Nacionales son espacios singulares, escasos donde lo que prima es la “no intervención” y en los que el principio es permitir el libre devenir de los procesos naturales. Asimismo, estas unidades compatibilizan la conservación con el uso y disfrute por parte los ciudadanos de los valores naturales al tiempo que están al servicio de la investigación y el aumento del conocimiento científico.

De igual modo, agrega, pueden convertirse en un motor para el desarrollo económico de las comunidades aledañas en las que se sitúan ofreciendo una oferta alternativa de uso diferente y coherente con un modelo de calidad de vida que apuesta cada vez más por la conservación de la naturaleza.

El Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE) tiene como objetivo fundamental asegurar la diversidad biológica (artículo 34° de la Ley 19.300 de 1994), cuyo alcance se mide en función del nivel de ecosistemas naturales que son representados. En la actualidad, para el SNASPE se utiliza el Sistema de Pisos Vegetacionales (Luebert y Pliscoff, 2006), el que estableció para el país 127 pisos.

De los 127 pisos vegetacionales o ecosistemas del país, 106 de ellos (82,7%) se encuentran presentes en el SNASPE, en distintos grados de cobertura. Sin embargo, el desafío de Chile para lograr un mejor nivel de conservación de su biodiversidad es integrar al sistema de protección los 21 de ellos (17,3%) que no se encuentran bajo protección.

“Nuestro objetivo, como Gobierno, es seguir mejorando la cobertura del sistema, por lo cual estamos trabajando en la creación de nuevos parques nacionales y, como es sabido, recientemente se logró que la Reserva Nacional Río Clarillo, gracias al trabajo realizado por CONAF, se transforme en el primer parque nacional de la Región Metropolitana”, resaltó Cavieres.

DATOS Y CIFRAS
De las 101 unidades que posee el sistema chileno, la más pequeña de ellas es el Monumento Natural Isla Cachagua, con 4,5 hectáreas, donde se protegen especies de aves marinas, especialmente pingüino de Humboldt y Magallánico. La más grande es el Parque Nacional Bernardo O´Higgins, con 3.525.901 hectáreas, que protege varios pisos vegetacionales, como el coihue de Magallanes y ciprés de las Guaitecas, y fauna como el huemul y el lobo marino de dos pelos.


Una de las tantas acciones relevantes que desarrolla CONAF en estas unidades corresponde a los planes de conservación de flora y fauna en algún grado de vulnerabilidad y peligro, resaltando, por ejemplo, los de: huemul, cisne de cuello negro, loro tricahue, flamencos, guanaco, vicuña, flora endémica del Archipiélago de Juan Fernández, pitao, belloto del sur y toromiro.

Cabe destacar que el total de visitantes a las áreas protegidas del país durante el año 2015 fue de 2.689.190 personas, con un 76% de chilenos y un 24% extranjeros. La unidad que concentra el mayor nivel de visitación es el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, que el año pasado recibió un total de 468.523 personas.

También es importante destacar que en noviembre próximo, en la ciudad de Temuco, junto a la Universidad Católica de Temuco, se efectuará el 1.er Congreso Nacional del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), con el objetivo de seguir fortaleciendo el sistema e integrar cada vez más a la comunidad académica, científica y a la ciudadanía en esta labor de conservación del patrimonio natural y cultural del país.


Ministerio del Medio Ambiente oficializa la creación de Parque Marino Nazca Desventuradas

Ministerio del Medio Ambiente oficializa la creación de Parque Marino Nazca Desventuradas

jueves, 18 de agosto de 2016

Chile presenta propuestas ante Unesco para proteger la Reserva de Biosfera Cabo de Hornos

En 2016 se inició la segunda década de la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos, lo que obliga a Chile a entregar un nuevo informe a la UNESCO. Un equipo multidisciplinario e inter institucional trabaja en el desarrollo de un modelo de progreso, que respete la riqueza cultural y proteja la biodiversidad sin mermar el crecimiento económico de la población.




La Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos, la más austral del orbe, comenzó su gestión el año 2005. Su primer decenio trajo resultados en el posicionamiento internacional gracias al nombre Cabo de Hornos, con el que se conoce a esta zona desde 2001. El descubrimiento de la gran cantidad de briófita presente, lo que transformó a este lugar en un hotspot mundial en la temática ya que tiene el 5% de todas las especies a nivel mundial. El aumento de la presencia de la UMAG en la zona, lo que trajo consigo un reforzamiento académico que ha dado sus frutos con alumnos victoriosos en ferias regionales y nacionales de ciencia. En la actualidad, el Estado de Chile debe presentar el plan de gestión que compromete acciones para la segunda década (2016-2025), motivo de la reunión de esta jornada.

¿Qué es una Reserva de Biosfera?
La UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) en su Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MaB) crea la distinción denominada Reserva de la Biosfera para definir aquellos territorios que representan la biodiversidad de hábitats presentes en el planeta. A diferencia de otras zonas protegidas en el mundo, la de Cabo de Hornos incluye áreas marinas y personas que realizan actividades económicas para el desarrollo del territorio en general.

La exigencia de Unesco es rigurosa, tanto para la aceptación como con la permanencia de las Reservas de la Biosfera que están conectadas en una red colaborativa a nivel mundial. Actualmente, existen 669 en 120 países, las que deben presentar planes y resultados de trabajo a este organismo, cada 10 años. Cada Estado asume el compromiso de cumplir estas planificaciones que, en caso de no realizarse, son sancionadas con la destitución. Esto le ha ocurrido a 18 Reservas de la Biosfera desde 1971.

Estos antecedentes hablan de un compromiso que debe ser respaldado con trabajo y resultados. Los ejes establecidos en las bases de Unesco, que son tres: la conservación de los ecosistemas, el desarrollo económico y humano sustentable y la implementación de ejemplos de educación y capacitación en cuestiones locales, regionales, nacionales y mundiales de desarrollo sostenible.

¿Cuál es el compromiso de Chile ante Unesco?

Para cumplir con las exigencias de Unesco, las nuevas propuestas son:

1.Centro Subantártico Cabo de Hornos: Se encuentra en período de aprobación por parte del Gobierno Regional de Magallanes, un edificio que dotará a Puerto Williams de la infraestructura necesaria para recepcionar a turistas y contextualizarlos con la Reserva de la Biosfera, desarrollar investigación científica de primer nivel internacional y montar un Centro de Formación Técnica (CFT) el cual expande la cobertura de educación superior dentro de la región.
En este centro se plasma el trabajo colaborativo de UMAG, IEB, Fundación Omora, UNT, Ministerio del Medio Ambiente, de Bienes Nacionales, la Armada de Chile, la subsecretaría de Turismo, Conaf y ahora una nueva alianza con Reino Unido, específicamente con la Universidad de Bangor, que se destaca por su trabajo en conservación y turismo sostenible.

Con este Centro Subantártico se pretende empoderar a la comunidad local de la gestión de su territorio. Es por esto que el CFT tendrá materias de capacitación en gastronomía regional, áreas protegidas y turismo científico, temáticas que potencian la riqueza biocultural de esta ecoregión subantártica.

El intendente de la región de Magallanes y Antártica Chilena, Jorge Flies recalcó la importancia que tiene el Centro Subantártico Cabo de Hornos: “hemos definido ser una región de ciencia, tecnología e innovación y aquí el Centro Subantártico viene a ser fundamental para potenciar uno de nuestros territorios más prístinos, el más austral del continente americano y del mundo. Es un faro al sur del mundo para la ciencia, la educación y una oportunidad para uno de los desarrollos complementarios de la ciencia que es el turismo”. Además reafirmó el apoyo del Gobierno Regional al proyecto: “cuenta con todo nuestro respaldo en lo que hoy está siendo el diseño y lo que va a ser la posterior ejecución”.

2.Ciencia para Chile y el mundo: La Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos es la única en el país que incluye zonas terrestres y marítimas. En coherencia con esta característica, es que se propone ampliar zona de reserva en ambas zonas. El objetivo es incluir a las islas Diego Ramírez dentro de estos terrenos protegidos.

Esta idea trae consigo un desafío logístico importante que se pretende abordar de la mano de la institucionalidad vigente apoyándose en el trabajo y tecnologías de la armada y en los planes de trabajo del Ministerio del Medio Ambiente.

Esta expansión vendría acompañada de la instalación de dos Sitios de Estudios Socioecológicos a Largo Plazo en Diego Ramírez e Isla Hornos, los que complementarían la data del Parque Omora, la cual también sería reforzada.

La importancia de la instalación de estos sitios radica en que permiten estudiar los potenciales efectos del cambio socio-ambiental global de los distintos ecosistemas del país. Esto se vuelve aún más eficaz cuando estas investigaciones se pueden compartir y estudiar en la red mundial de Reservas de Biosfera, ya que los nuevos sitios propuestos son únicos en el mundo por su condición latitudinal incomparable en el hemisferio norte.

La senadora por la región de Magallanes y Antártica Chilena, Carolina Goic, valoró que el proceso de segundo decenio de Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos lograra unir a distintas voces en una idea conjunta de desarrollo sostenible: “Hay que destacar que en torno de un territorio, se unen las voluntades públicas y privadas. En un país que es muy centralista, a veces las cosas se dan al revés, donde los territorios se deben acomodar a las políticas centrales. Lo que se ha estado haciendo (con la propuesta) es tensionar, en el buen sentido, exigiéndonos a todos, académicos, ejecutivo, privados y la comunidad, a unirnos en función de un objetivo común que es la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos”.

El pasado 2015 se cumplió 10 años desde que las 5 millones de hectáreas ubicadas al sur del canal Beagle – comprendidas entre los fiordos del sur de Tierra del Fuego y el archipiélago Cabo de Hornos – fueran declaradas Reserva Mundial de la Biosfera. Una década ha pasado desde que toda la información entregada por los investigadores que apoyaron al Estado Chileno ante el organismo internacional, convenciera a los expertos de la necesidad de proteger los ecosistemas marinos y terrestres del extremo sur de América.

El logro es atribuible, principalmente, a las autoridades de la época y a los científicos que dan vida al Programa de Conservación Biocultural Subantártica. Dicha iniciativa, llevada a cabo por la Fundación Omora y las Universidades de Magallanes (UMAG), de North Texas (UNT) y de Chile a través de su Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB), lleva más de 15 años haciendo investigación, educación y conservación en dicha zona, y todo ese bagaje le da el mérito para presidir la mesa de trabajo que esta semana se formó con distintos actores estatales, para generar el Plan de Gestión del segundo decenio de la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos (2016-2025) que se inicia este año, y que será presentado a Unesco a fines de 2016.

Los científicos Ricardo Rozzi – director del Programa de Conservación – y el destacado asesor internacional de políticas públicas turísticas y ambientales Shaun Russell, se sentaron junto a la senadora magallánica, Carolina Goic, el Intendente de Magallanes y Antártica Chilena, Jorge Flies, al seremi de Bienes Nacionales de la región de Magallanes, Víctor Igor, al rector de la UMAG, Juan Oyarzo, rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, e integrantes del Ministerio del Medio Ambiente, de las Fuerzas Armadas y de Turismo para alinear a las instituciones que representan en un proyecto que sirva como modelo de desarrollo sostenible, a nivel nacional e internacional.

¿Qué pasa con el turismo?
 Debido a toda esta propuesta, Cabo de Hornos se transforma en un polo de atracción turística que prestará altos estándares a sus visitantes. Actualmente los cruceros recorren los terrenos marinos de la reserva, lo que se puede complementar con visitas al Centro Subantártico Cabo de Hornos o a diversos circuitos que, en un futuro próximo serán realizados por los mismos profesionales del nuevo CFT ubicado en Puerto Williams.


Tras la reunión queda conformado el grupo de trabajo y los nuevos compromisos que trae la segunda década de la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos, que busca ser un ejemplo de desarrollo sostenible a nivel nacional e internacional con acciones replicables en distintas regiones.