sábado, 15 de febrero de 2014

La primera cerámica ecológica del mercado

AITEMIN, Instituto Tecnológico líder del consorcio, dará cuenta de alguno de sus detalles hoy,12 de febrero, en Valencia, durante la sesión de conferencias del salón internacional Cevisama, una cita de referencia para el sector de la construcción que tiene lugar del 11 al 14 de febrero.



Life ClayGlass es el nombre de un proyecto que tiene como principal objetivo disminuir el impacto medioambiental del sector cerámico estructural mediante la inclusión en la masa cerámica, de vidrio como fundente.

Seleccionado en la convocatoria 2012 por el programa LIFE+ de la Unión Europea (el único instrumento financiero de la UE dedicado de forma exclusiva al medio ambiente), Life ClayGlass(en estos momentos en sus primeras fases preparatorias) pretende demostrar que numerosos tipos de vidrio pueden ser reciclados y reutilizados para el proceso de fabricación de ladrillos de gres, vidrios que a día de hoy son eliminados en vertedero.
Life ClayGlass persigue la adaptación de la industria cerámica estructural al cambio climático mediante el uso de vidrio reciclado como fundente. Su puesta en marcha (el proyecto tiene una duración de tres años) pretende disminuir los costes de producción de ladrillos de gres (por ahorro en la materia prima de origen y por disminución de los requerimientos energéticos).
Se espera también reducir los costes del proceso de reciclaje del vidrio al disminuir los requisitos para su reutilización, así como una disminución de las emisiones de CO2 en las industrias cerámicas.
Estamos hablando de un ahorro energético de entre el 10 y el 15%; de una disminución de las emisiones de CO2 en torno a 2.000 toneladas al año (para una fábrica de tamaño medio con una capacidad de producción de 300 toneladas al día) y de un modelo que optimiza económica y medioambientalmente la gestión del vidrio reciclado, sea cual sea su origen, al utilizarlo como fundente en el proceso de fabricación de productos cerámicos de gres.
En los tres años que durará el desarrollo de este proyecto, se pretende demostrar la viabilidad técnica y la rentabilidad del método de producción propuesto. Una vez conseguido este extremo, la intención es difundir el proceso a otras regiones del país y del resto de Europa, además de laintroducción del material resultante, en los canales habituales de  distribución y comercialización.
El consorcio de Life ClayGlass está formado por cinco perfiles representados por: líder y socio tecnológico, AITEMIN (centro tecnológico de carácter privado y sin ánimo de lucro); socio tecnológico, Ladrillos MORA (fabricante de cerámica); socio estratégico, Asociación REINICIA (asociación sin ánimo de lucro dedicada a la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos); socio de validación, Universidad de Tesalónica (que tiene como labor el análisis de viabilidad del modelo planteado); y socio de difusión y transferencia, Reciclajes POZO CAÑADA (planta de tratamiento de residuos).