jueves, 10 de septiembre de 2015

Inquietan trastornos que podría ocasionar la termoeléctrica de Río Turbio

Doscientas mil toneladas de carbón utilizará la planta que funciona en la ciudad vecina a Puerto Natales. La máxima autoridad comunal manifestó su preocupación al respecto. En tanto, Cristina Fernández, Presidenta de Argentina, dio el vamos al proyecto enfatizando que se trata de poner en marcha los sueños de miles de argentinos.
 Fuente: El Pinguino de Punta Arenas, 7 de Septiembre, 2015.





El 4 de septiembre recién pasado, la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández, viajó a la localidad transandina de Río Turbio para poner en funcionamiento la Central Termoeléctrica a Carbón, diciendo que “significa poner en marcha también los sueños de miles y miles de argentinos”.

La situación es compleja, puesto que la ciudad fronteriza en el lado chileno es Puerto Natales y según ambientalistas argentinos, el gas tóxico que generaría la usina de Río Turbio contaminaría la Patagonia Austral y Tierra del Fuego.

El proyecto impulsado por el Gobierno argentino, que tuvo un costo superior a los mil millones de dólares, necesitará un total de un millón 200 mil toneladas de carbón al año para su funcionamiento, lo que generará 24 mil toneladas diarias de gases tóxicos que saldrán de sus chimeneas.

El secretario de Medio Ambiente, Claudio Cassicia, comentó que “no podemos tomar ninguna medida ambiental porque eso está en otro país. Nosotros no tenemos jurisdicción en otro país, no se conoce el estudio medioambiental que ellos han hecho, no tenemos como saber eso a priori, por lo tanto debemos estar en alerta para tomar las medidas pertinentes”.

Tiempo atrás los especialistas medio ambientales de Río Gallegos, comentaron que “los depósitos de cenizas que se acopiarán en las ciudades de Río Turbio y 28 de Noviembre, generarán dos efectos, por un lado gigantescas nubes de polvo tóxico que se distribuirán según los caprichos del viento y por otro, el lixiviado de las cenizas producto de que las aguas de los deshielo y lluvias las atraviesen e incorporen sus contaminantes a los diversos ríos de la Patagonia Austral”.